martes, mayo 05, 2009

Ellos


Identificados y señalados, perseguidos y vilipendiados, asaeteados en todo momento por las poderosas ondas de la radio y la televisión que les insulta en toda oportunidad, que les persigue, que manipula a quienes están a su alrededor para que también ellos les profieran insultos, y les agredan. Rodeados por gente armada y dispuesta a disparar, divididos, desempleados y descorazonados, y ahora, infectados y apestados. He aquí el escarmiento por su rebeldía al negarse a reconocer a los poderes fácticos: les queda prohibido terminantemente que se reúnan. Esfúmense, refúgiense en sus casas, como sombras, y quietecitos, que los estamos vigilando. Tenemos el control de todo, desde la tele hasta los medios de transporte, los de abastecimiento y los de servicio, incluídos los que otorgan el derecho a usar los hospitales. Todo. También los palacios de gobierno, sus ocupantes son de los nuestros, ah, y tenemos el control de la economía y la seguridad también. Que nadie se mueva. Ésto es un asalto, pues.

La ciudad dormita como quien ha recibido una carga de electroshock. La desconfianza, el azoro, la desorientación, son síntomas que irán apareciendo con los días. Cuán sofisticados son los métodos de control modernos, y cuán despiadados. Porque, sin insinuar que los problemas no existen, hay que reconocer que hay algo en la aplicación de las medidas públicas que sugiere que en algún lugar se acabaron los últimos chingaditos de la más mínima ética, hace mucho tiempo. La manipulación de las ondas eléctricas es una cosa. Aplicárselas a alguien en la cabeza con el propósito de doblegar su mente, es otra.

Pero las condiciones éticas están de más, ellos van con todo, no se hicieron del poder para perder el tiempo, hay riquezas aún por explotar y a ellos les mueve una codicia que no conoce límites. Explicar la maraña de intereses que mueve y une entre sí a los distintos frentes de éste grupo mixto dominante puede ser agobiante, pero cualquiera al que le ampare un poco de objetividad y razón puede darse cuenta de que hay cosas muy turbias moviéndose por todos lados, y en todo ello están siempre los mismos involucrados. Ellos.

La voracidad es su sello particular. Se han hecho inmensamente ricos, por décadas se han repartido el territorio, han puesto a las empresas públicas a sudar para luego agasajarse con las ganancias, utilizando la comunicación pública para confundir y aletargar a la gente, a la que explotan apretándole las tuercas cada vez más, por vías directas e indirectas saboteándole el empleo, desintegrando sus núcleos familiares, eliminando sus alternativas, hundiendo sus negocios y medios de subsistencia, bombardeando sus refrigeradores, sus baños, sus sueños y sus esperanzas, amedrentándoles contínuamente, y haciéndoles pelear entre sí.

Han utilizado todas y cada una de las instituciones públicas para encubrir sus saqueos y garantizar la prosperidad de sus negocios y de sus familias, las de ellos, y al mismo tiempo mantener amenazada a la gente en todo momento, de diversas maneras siempre infames. Se han agandallado, se han despachado con la cuchara grande y han hecho jirones con la ley y la justicia, y encima de todo, con singular hipocresía invitan a la gente, la conminan, emite tu voto, dicen, tu decisión será respetada, así lo afirman con impúdico descaro en sus anuncios. Pero el hecho mismo de que lo ofrezcan como garantía da cuenta de lo poco que vale su palabra. De cualquier modo han modificado el tablero y las reglas del juego, de tal manera que les permita, casi como por arte de magia, el milagro de ganar siempre, los peones son siempre de los suyos. Como vampiros succionan la hemoglobina existencial de todo un país colmado de habitantes, y es como piratas saqueando un puerto invadido que hurgan, hasta en los últimos rincones.

Tras las rejas virtuales hay un grueso populacho, empobrecido en los bolsillos o en el alma, en algunos casos ambos, al que sus captores han dividido con más mala leche que habilidad, aunque con resultados. Porque lo han logrado, la manipulación surte sus efectos, cuál crisis, no hay que ser negativo, todo marcha sobre ruedas, dicen algunos, muchos por desgracia. Son quienes defienden las acciones del grupo depredador, sin pertenecer a él. Incluso las invasiones más abyectas suelen tener sus simpatizantes, así lo dice la historia.


Y en ese populacho están también aquellos otros cientos de miles, millones, que no ven la suya, que al igual que los primeros siguen siendo empujados contra la pared por éste grupo de asaltantes que no concede tregua, y cuando les da respiro pareciera ser por estar preparando acciones más agresivas aún. La diferencia es que éstos no están de acuerdo con el modo en que están las cosas, se niegan a ser manipulados, disciplinados en ese orden corrupto y ruin. Si el hálito de la resistencia natural que aún subyace en esa parte de la colectividad dejara de soplar un poco, hasta dónde serían capaces de llegar sus enemigos. Al menos por ahora, esa gente no llena ya las plazas. Les han arrinconado. Cuánta resistencia queda, esa es una buena pregunta. Y qué quieren, qué buscan, qué nos indica la voracidad sin fondo que demuestran sus captores.

Por ahora, lo más recomendable es no darle la espalda a nadie. Una broma macabra al respetable público, incluso a éstas alturas, un colmo del cual ellos son bien capaces, sería éste: Que cada quien comience a fabricar su grillete, porque ellos no se van a tomar tanta molestia.

La ciudad dormita en un sueño poblado de imágenes desordenadas, como quien acaba de recibir una carga de electroshock.

Tras las rejas, la orden es ésta: Todos calladitos, y a trabajar...

7 comentarios:

Taito dijo...

Es un lujo, un placer, volver a leerte... y más aún volverte a leer con este retrato descarnado de lo que nos está sucediendo. Tan lúcido, tan claro.
Sí, Ellos creen tenernos. Nos han aislado y hay quien se ha dejado aislar. Pero siempre queda un soplo de aire limpio, hermano. Siempre habemos quienes nos resistimos al shock. Ese es el único rayo de esperanza, y me alegra y me enorgullece, como siempre, estar en tu mismo bando.
Nuevamente, qué bueno que volviste.

Isaura dijo...

Sólo queda decirte: bienvenido de vuelta!
Un abrazo Gabo :)

Américo del Río dijo...

Gran retorno, Broder.
Maestro Serrat, lo dijo mejor de lo que yo lo puedo expresar:
"Quieren ponerle cadenas,
pero quién es quien le pone puertas al monte,
no pases penas,
que antes que lleguen los perros será un buen hombre
el que la encuentre
y la cuide hasta que lleguen mejores días"

Aunque no los veamos, quienes nos siguen los vivirán.
Abrazo grande

Isabel Romana dijo...

Hacía tiempo que no te leía, querido grimalkin, y este post me ha llegado muy dentro, no tanto por lo maravillosamente bien escrito que está, sino por el fondo de realidad que describes y que, seguramente, serviría para retratar a muchísimos paises del mundo. La explotación no cesa en ningún lugar.
Un abrazo muy fuerte.

Gabriela Monroy Calva dijo...

¿ Cuánto queda por cobrarnos?, ¿ por sacarnos a cuentas de sangre, de olvido, de telenovelas y desmemoria? ¿Cuántas revoluciones fallidas nos esperan antes de que en esta tierra pueda levantarse el Hombre con dignidad?
Un abrazo y coincido: leerte es un placer.
Gab

Isabel Romana dijo...

Querido amigo:
Te escribo para darte una noticia que creo que te alegrará: me publican la novela de Dido y Eneas con el título “La reina de Cartago”. La editora ha quedado tan entusiasmada con la novela, que la quiere publicar ya, ya. La ha programado para salir a mitad de noviembre, así que dispongo de muy poquito tiempo, puesto que me lo comunicó anoche.
Vamos a incluir, como es lógico, el listado de personajes de la novela, así como los nombres de los bloggeros y amigos que los representaron. La cuestión que quiero preguntarte es si quieres aparece, además de con tu nickname, con tu nombre verdadero. También trataré de poner el país de cada cual, si me lo decís.
Si es así, por favor dímelo cuanto antes, porque tengo que entregar el texto definitivo a final de la semana próxima y voy apuradísima de tiempo. Si no me dices nada, aparecerá únicamente el nickname, tal como está ahora en mi blog. Pero vaya, me gustaría también tu nombre, porque es una forma de agradecerte públicamente tu contribución a la creación de esta historia.
Disculpa que esta carta no esté suficientemente personalizada, pero como fuimos tantos los participantes, me resultaría imposible en estos momentos escribiros de uno en uno.
Por lo demás, en el blog iré dando noticias del libro en cuanto me sea posible.
Quiero que sepas que soy muy consciente de que, sin la participación vuestra, esa novela no se habría escrito o se habría escrito de una manera completamente diferente y, desde luego, menos emocionante.
Quedo pendiente de tus noticias. Un abrazo muy fuerte.

Te recuerdo que tu personaje era muy importante: el poeta Trailo.

Isabel Barceló

Anónimo dijo...

Hola.
Antes de nada, perdona que te escriba esto como un comentario, pero es que no vi tu email en el tu blog
Soy el webmaster de publizida.es

Publizida BLOG'S es un ranking / directorio de clasificación de blogs en español, creado con el único propósito de dar a conocer los mejores blog's

Registrando su blog en Publizida BLOG'S accederás al servicio de estadísticas gratuitas y podrás participar en el TOP.RANKING
También puedes acceder a la valoración que los usuarios hacen de su página.

Y lo mas importante...
darte a conocer y aumentar el numero de visitantes a tu BLOG de manera totalmente gratuita.


Si te interesa puedes darte de alta

ALTA DIRECTORIO DE BLOGS


o visitanos en ......

DIRECTORIO DE BLOGS

HTTP://PUBLIZIDA.ES


Muchas Gracias por tu tiempo... y disculpa si no fue la mejor manera de darme a conocer.

Un saludo.

DAVID T.
Webmaster de Publizida.es